Pensar en un seguro de vida es ponerse en una situación en la que a nadie le gustaría estar. Es difícil pensar en nuestra propia mortalidad pero hay veces que es necesario por el bien de nuestra familia. Esa es precisamente la función de un seguro de vida: ocuparse de los seres queridos de la persona que lo contrató. A diferencia de otros seguros que protegen al asegurado, el seguro de vida protegerá los intereses y el futuro de sus más allegados. La misión de Ponce y Mugar, correduría de seguros, es proteger a nuestros clientes, por eso, esta semana os proponemos hacer una reflexión y la incómoda pregunta: ¿Necesito un seguro de vida?

El equilibrio económico de cada familia depende de diversas aportaciones. Por usar un modelo de familia estereotipada, es cómun que haya aportaciones de dos progenitores. Si alguno de ellos falta, el seguro de vida se encargará de que el sobreviviente pueda suplirlas de algún modo. El objetivo es mantener ese equilibrio económico.

Cerrar menú
Te atendemos de lunes a jueves de 8:30 a 18:00 y viernes de 8:30 a a 14:30
Enviar
×