Seguros de salud durante el embarazo

Seguros de salud durante el embarazo

El embarazo es una de las etapas más bonitas que puede experimentar una familia: la llegada de un nuevo miembro. Además de la ilusión, la preocupación porque todo salga bien también está presente. No obstante, esto se puede mitigar si ya tienes contratado un seguro de salud o  si consideras contratar un seguro de salud durante el embarazo.

Fases del embarazo

El embarazo comprenden 3 fases delicadas que necesitan un mayor control:

  • Una primera fase que incluyen 9 meses de consultas mensuales con médicos especialista para ver la evolución del bebé, exámenes de rutina y especiales para comprobar que todo está bien.
  • La segunda parte es el parto, que dependiendo de muchos factores puede ser cesárea o parto natural.
  • Por último, la evolución del bebé los primeros días de nacido.

Todas estas fases pueden generan gastos, sobre todo estás condierando que el parto se desarrolle en un hospital privado.

Si es el caso, no te preocupes, se puede buscar una solución para proteger tanto a la madre como al bebé durante todo ese proceso contratando un seguro de salud durante el embarazo.

¿Qué cubre un seguro de salud durante el embarazo?

Dependiendo de la póliza contratada (suma asegurada) pueden variar las coberturas. La mayoría de las pólizas de seguros de salud durante el embarazo cubren en mayor o menor proporción lo siguiente:

  • Consultas con médico especialista para el control del embarazo.
  • Interconsultas solicitadas por el ginecólogo.
  • Pruebas de laboratorio y ecosonográficas (eco 3D y 4D) para conocer el estado del feto. Este punto es importante verificarlo durante la adquisición de la póliza ya que no siempre se cubren todos los exámenes. Pueden estar excluidos la conservación de células madres o el test genético.
  • Asistencia durante el parto. Incluye hospitalización por parto normal o cesárea. En este último caso se incluye la anestesia, cualquier complicación que se pudiese presentar y los días de hospitalización que se requieran según el caso.
  • Asistencia al bebé los primeros días de nacido: muchas pólizas cubren todos los gastos médicos generados por el niño hasta su salida del hospital. También existen algunas pólizas que si ambos padres están asegurados incluyen al bebé. Desde sus cuidados neonatales hasta los 14 años sin costo adicional.
  • Cursos de preparación al parto.

No todas las compañías aseguradoras brindan las mismas coberturas. Es necesario verificarlo lo que ofrecen y ponerlo en una balanza relación precio/beneficio. En el mercado podrás encontrar gran variedad de compañías aseguradoras, desde las más famosas hasta las más nuevas, recomendamos una lectura profunda sobre los períodos de latencia, las exclusiones y sobre todo las letras pequeñas, muchas veces te confías y al final no te cubre nada.

Períodos de latencia.

La cobertura del seguro de salud durante el embarazo va a depender también del tiempo que tengas con la póliza ¿por qué? Porque varias de ellas tienen períodos de carencia, es decir, un tiempo que debe cumplirse para que pueda ser cubierto por la aseguradora, por lo general es de 8 a 10 meses. Este período de latencia sólo puede ser eximido si se presenta una emergencia comprobable o parto prematuro, que ponga en riesgo a la madre o al feto y sólo así te cubre la asistencia hospitalaria.

El problema no es tanto la fase de parto como la fase de control, ya que si no ha complido el período, no estará cubierto. Solo algunas compañías de seguro no tienen período de carencia en la fase de control. La mayoría de las pruebas especiales también cuentan con períodos de carencia de 8 meses, así que si necesitas hacértela al principio del embarazo tampoco estará cubrierta.

Estos períodos de carencia son impuestos por las compañías aseguradoras para evitar que las personas solo contraten una póliza para un fin específico y luego se dan de baja.

¿Cuándo es recomendable contratar un seguro de salud durante el embarazo?

Lo ideal sería que contratases un seguro de salud antes de estar en estado para poder gozar de todos los beneficios que te ofrece. Pero, si no es tu caso deberías hacerlo máximo con un mes de embarazo, para no verte afectado con el período de carencia que son 8 meses aproximadamente. Planifica tu embarazo y protégete con un buen seguro de salud durante del embarazo, elige el que se adapta a tus necesidades y que ofrezca una amplia cobertura.

Contacta con tu Correduría de Seguros para un seguro de salud a medida

Como todos los seguros, el de salud se puede personalizar con coberturas específicas dependiendo de los casos. Por lo tanto, es necesario que antes de contratar una póliza de seguros, tu correduría de seguros haga un estudio incial de tu situación y personalice las coberturas según los riesgos a los que te enfrentas.

Deja un comentario

Cerrar menú
Te atendemos de lunes a jueves de 8:30 a 18:00 y viernes de 8:30 a a 14:30
Enviar
×