¿Cómo elegir el mejor seguro de coche?

Tenemos disponibles desde seguros con las coberturas más básicas hasta pólizas con las coberturas más amplias e innovadoras del mercado.

  • Tendrás a tu disposición las mejores ofertas del mercado para tu vehículo.
  • Realizamos cada presupuesto de forma personalizada, pensado 100% para tus necesidades.
  • Buscaremos el mejor seguro para ti entre las más de 30 compañías con las que trabajamos.

Preguntas frecuentes sobre el seguro de coche

Para abordar esta pregunta, vamos a hacer primero un análisis de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. La cuestión principal es que la ley hace referencia en todo momento a la titularidad del vehículo independientemente de su uso:

“Artículo 2. De la obligación de asegurarse.: 1. Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil a que se refiere el artículo 1”.

¿Tiene sentido esta obligatoriedad en coches parados? Hay que tener en cuenta que un vehículo requiere un mantenimiento y un seguro porque los accidentes no sólo ocurren cuando se encuentra circulando. Por ejemplo, un vehículo puede provocar un incendio por un fallo mecánico y causar daños a inmuebles o personas que se encuentre alrededor.

Los siniestros, por tanto, se pueden producir de forma involuntaria con el vehículo parado.

Hay que indicar que existe una excepción a estos casos: la baja temporal y voluntaria del vehículo. Se trata de un trámite que hay que llevar a cabo en la oficina de Tráfico correspondiente. Este es el único caso que exime de la obligación de tener un seguro de coche. No obstante, también tiene un requisito: que el vehículo haya pasado la ITV (Inspección técnia de vehículos).

Está muy extendida la idea de que un seguro a todo riesgo es lo mejor para nuestro coche. ¿Sabemos exactamente qué ventajas y diferencias hay frente al seguro a terceros en el seguro coche?

La ventaja principal está en que este tipo de seguro de coche nos cubre frente a daños materiales propios sufridos a consecuencia de un siniestro. El resto de coberturas las podemos encontrar en seguros a terceros ampliados.

Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado del coche es lo que denominamos siniestro total.

Sin embargo, no en todos los casos sale rentable este tipo de cobertura. Estos casos están directamente relacionados con el valor del coche en el momento del siniestro.

La decisión sobre contratar un seguro de coche a todo riesgo está en la relación entre el valor del coche y la prima a pagar y la indemnización que recibiremos. Desgraciadamente, los vehículos se deprecian aproximadamente entre un 15 y un 20%.

Si la prima es muy elevada, es muy posible que estés pagando más por el seguro que lo que recibirías en caso de siniestro total. Pongamos de ejemplo la depreciación del coche más vendido es España, el Seat Leon:

  • Valor de nuevo: 14.000€
  • Valor venal a los 6 años: 8.400€
  • Valor venal a los diez años: 2.000€

Nos tendremos que asegurar siempre que la prima es proporcional a la indemnización que recibiremos sobre todo teniendo en cuenta que sube a partir de los 10 años de antigüedad. Las razones sobre las que se apoyan las aseguradora son los datos que aporta la DGT: los vehículos que sufrieron accidentes con víctimas mortales durante el verano pasado tenían una media de 13 años de antigüedad.

Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado del coche es lo que denominamos siniestro total.

La indemnización que se recibe en caso de siniestro total, depende directamente de dos factores: la antigüedad del vehículo y el valor de indemnización que se establece así:

Valor de nuevo: es el valor del coche nuevo que se paga al asegurado durante el primer y en algunos casos el segundo año. En caso de siniestro, pagarían al asegurado el valor de un coche de la misma marca y el mismo modelo y las mismas características.

Valor venal: una vez pasado el periodo de “valor de nuevo” el asegurado recibiría el valor del coche en el momento del siniestro. Lo que recibiría si el asegurado hubiese venido su coche a un concesionario en ese momento.

Valor de mercado: es el valor de compra del coche en el momento del accidente, sin tener en cuenta el estado del coche, sino únicamente su antigüedad. Este valor suele ser un poco superior al venal.

Valor de afección: se trata del resultado de sumar al valor venal entre un 20% y un 30%. Se aplica cuando existen diferencias de entre el 50% y el 100% entre el valor venal y el de reparación.

Las coberturas más comunes frente a daños propios son:

  • Daños por impactos con otros vehículos
  • Daños por impacto de objetos
  • Vuelcos, choques o caídas
  • Accidentes (cuyo origen no esté relacionado con defectos de fabricación)
  • Vandalismo
  • Incendio o explosión
  • Fenómenos naturales (bajo excepciones que dependen de cada seguro y cuando no corresponda al Consorcio de Compensación de Seguros que atiende los casos en los que no hay cobertura privada disponible)

Una de las cualidades que debe poseer toda correduría de seguros es la capacidad de análisis de las necesidades del asegurado. Esa capacidad viene de la experiencia y se alimenta del conocimiento sobre el abanico de productos al trabajar con multitud de aseguradoras. Se trata de escuchar las circunstancias de cada persona para identificar los principales riesgos para el y su familia.

Hay que saber que el seguro de coche es un producto obligatorio que no tiene porque ser caro. Por eso, el análisis que realiza Ponce y Mugar es exaustivo y profundo. Porque para Ponce y Mugar, tu seguridad es lo más importante.

Estamos muy orgullosos de defender los derechos del consumidor por encima del interés de cualquier entidad. Nuestra labor consiste en escuchar para poder analizar en profundidad las circunstancias de cada cliente y establecer los riesgos a los que está expuesto.

Garantizamos las transparencia en la contratación, ya que hablamos el idioma del cliente y ponemos sobre la mesa toda la información sobre el producto.

Nuestro objetivo es proteger al asegurado, por eso le acompañamos en todo el proceso, desde que contrata hasta que llega el momento de hacer efectiva esa póliza. Estamos siempre con el asegurado y nuestro asesoramiento le servirá aunque sus necesidades cambien. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactar Ponce y Mugar.

Precio seguro de coche.

¿Cómo elegir el mejor seguro de coche?

Tenemos disponibles desde seguros con las coberturas más básicas hasta pólizas con las coberturas más amplias e innovadoras del mercado.

  • Tendrás a tu disposición las mejores ofertas del mercado para tu vehículo.
  • Realizamos cada presupuesto de forma personalizada, pensado 100% para tus necesidades.
  • Buscaremos el mejor seguro para ti entre las más de 30 compañías con las que trabajamos.

Preguntas frecuentes sobre el seguro de coche

Para abordar esta pregunta, vamos a hacer primero un análisis de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. La cuestión principal es que la ley hace referencia en todo momento a la titularidad del vehículo independientemente de su uso.: “Artículo 2. De la obligación de asegurarse.: 1. Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil a que se refiere el artículo 1”.

¿Tiene sentido esta obligatoriedad en coches parados? Hay que tener en cuenta que un vehículo requiere un mantenimiento y un seguro porque los accidentes no sólo ocurren cuando se encuentra circulando. Por ejemplo, un vehículo puede provocar un incendio por un fallo mecánico y causar daños a inmuebles o personas que se encuentre alrededor. Los siniestros, por tanto, se pueden producir de forma involuntaria con el vehículo parado.

Hay que indicar que existe una excepción a estos casos: la baja temporal y voluntaria del vehículo. Se trata de un trámite que hay que llevar a cabo en la oficina de Tráfico correspondiente. Este es el único caso que exime de la obligación de tener un seguro de coche. No obstante, también tiene un requisito: que el vehículo haya pasado la ITV (Inspección técnia de vehículos).

Está muy extendida la idea de que un seguro a todo riesgo es lo mejor para nuestro coche. ¿Sabemos exactamente qué ventajas y diferencias hay frente al seguro a terceros en el seguro coche?

La ventaja principal está en que este tipo de seguro de coche nos cubre frente a daños materiales propios sufridos a consecuencia de un siniestro. El resto de coberturas las podemos encontrar en seguros a terceros ampliados.

Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado del coche es lo que denominamos siniestro total.

Sin embargo, no en todos los casos sale rentable este tipo de cobertura. Estos casos están directamente relacionados con el valor del coche en el momento del siniestro.

La decisión sobre contratar un seguro de coche a todo riesgo está en la relación entre el valor del coche y la prima a pagar y la indemnización que recibiremos. Desgraciadamente, los vehículos se deprecian aproximadamente entre un 15 y un 20%.

Si la prima es muy elevada, es muy posible que estés pagando más por el seguro que lo que recibirías en caso de siniestro total. Pongamos de ejemplo la depreciación del coche más vendido es España, el Seat Leon:

  • Valor de nuevo: 14.000€
  • Valor venal a los 6 años: 8.400€
  • Valor venal a los diez años: 2.000€

Nos tendremos que asegurar siempre que la prima es proporcional a la indemnización que recibiremos sobre todo teniendo en cuenta que sube a partir de los 10 años de antigüedad. Las razones sobre las que se apoyan las aseguradora son los datos que aporta la DGT: los vehículos que sufrieron accidentes con víctimas mortales durante el verano pasado tenían una media de 13 años de antigüedad.

Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado del coche es lo que denominamos siniestro total.

La indemnización que se recibe en caso de siniestro total, depende directamente de dos factores: la antigüedad del vehículo y el valor de indemnización que se establece así:

Valor de nuevo: es el valor del coche nuevo que se paga al asegurado durante el primer y en algunos casos el segundo año. En caso de siniestro, pagarían al asegurado el valor de un coche de la misma marca y el mismo modelo y las mismas características.

Valor venal: una vez pasado el periodo de “valor de nuevo” el asegurado recibiría el valor del coche en el momento del siniestro. Lo que recibiría si el asegurado hubiese venido su coche a un concesionario en ese momento.

Valor de mercado: es el valor de compra del coche en el momento del accidente, sin tener en cuenta el estado del coche, sino únicamente su antigüedad. Este valor suele ser un poco superior al venal.

Valor de afección: se trata del resultado de sumar al valor venal entre un 20% y un 30%. Se aplica cuando existen diferencias de entre el 50% y el 100% entre el valor venal y el de reparación.

Las coberturas más comunes frente a daños propios son:

  • Daños por impactos con otros vehículos
  • Daños por impacto de objetos
  • Vuelcos, choques o caídas
  • Accidentes (cuyo origen no esté relacionado con defectos de fabricación)
  • Vandalismo
  • Incendio o explosión
  • Fenómenos naturales (bajo excepciones que dependen de cada seguro y cuando no corresponda al Consorcio de Compensación de Seguros que atiende los casos en los que no hay cobertura privada disponible)

Una de las cualidades que debe poseer toda correduría de seguros es la capacidad de análisis de las necesidades del asegurado. Esa capacidad viene de la experiencia y se alimenta del conocimiento sobre el abanico de productos al trabajar con multitud de aseguradoras. Se trata de escuchar las circunstancias de cada persona para identificar los principales riesgos para el y su familia. El seguro de vida es un producto que ofrece a nuestra familia tranquilidad y estabilidad. Por eso, el análisis que realiza Ponce y Mugar es exaustivo y profundo. Porque para Ponce y Mugar, tu seguridad y la de tu familia es lo más importante.

Estamos muy orgullosos de defender los derechos del consumidor por encima del interés de cualquier entidad. Nuestra labor consiste en escuchar para poder analizar en profundidad las circunstancias de cada cliente y establecer los riesgos a los que está expuesto. Garantizamos las transparencia en la contratación, ya que hablamos el idioma del cliente y ponemos sobre la mesa toda la información sobre el producto. Nuestro objetivo es proteger al asegurado, por eso le acompañamos en todo el proceso, desde que contrata hasta que llega el momento de hacer efectiva esa póliza. Estamos siempre con el asegurado y nuestro asesoramiento le servirá aunque sus necesidades cambien. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactar Ponce y Mugar.

Cerrar menú
Te atendemos de lunes a jueves de 8:30 a 18:00 y viernes de 8:30 a a 14:30
Enviar
×