Ponce y Mugar correduría de seguros Madrid asesora: ¿El seguro de coche a todo riesgo o a terceros?
Usted está aquí: Inicio \ Correduría de seguros \ Ponce y Mugar correduría de seguros Madrid asesora: ¿El seguro de coche a todo riesgo o a terceros?
La grúa se lleva el coche después de un accidente.

Está muy extendida la idea de que un seguro a todo riesgo es lo mejor para nuestro coche. ¿Sabemos exactamente qué ventajas y diferencias hay frente al seguro a terceros en el seguro coche?

La ventaja principal está en que este tipo de seguro de coche nos cubre frente a daños materiales propios sufridos a consecuencia de un siniestro. El resto de coberturas las podemos encontrar en seguros a terceros ampliados.

Las coberturas más comunes frente a daños propios son:

    • Daños por impactos con otros vehículos
    • Daños por impacto de objetos
    • Vuelcos, choques o caídas
    • Accidentes (cuyo origen no esté relacionado con defectos de fabricación)
    • Vandalismo
    • Incendio o explosión
    • Fenómenos naturales (bajo excepciones que dependen de cada seguro y cuando no corresponda al Consorcio de Compensación de Seguros que atiende los casos en los que no hay cobertura privada disponible)

 

Es importante saber que la cobertura incluye únicamente los accesorios de serie, no los añadidos posteriormente, a no ser que estén declarados expresamente y se pague un suplemento por ello. También existen limitaciones en caso de que la persona que condujese el coche en el momento del siniestro no tuviese carnet, o menos de 2 años de antigüedad, o sea menos de 26 años.

Cuando la reparación de los daños supera entre el 75% y el 100% del valor garantizado del coche es lo que denominamos siniestro total.
Sin embargo, no en todos los casos sale rentable este tipo de cobertura. Estos casos están directamente relacionados con el valor del coche en el momento del siniestro.

¿Cómo establecemos el valor del coche?

La indemnización que se recibe en caso de siniestro total, depende directamente de dos factores: la antigüedad del vehículo y el valor de indemnización que se establece así:

Valor de nuevo: es el valor del coche nuevo que se paga al asegurado durante el primer y en algunos casos el segundo año. En caso de siniestro, pagarían al asegurado el valor de un coche de la misma marca y el mismo modelo y las mismas características.

Valor venal: una vez pasado el periodo de “valor de nuevo” el asegurado recibiría el valor del coche en el momento del siniestro. Lo que recibiría si el asegurado hubiese venido su coche a un concesionario en ese momento.

Valor de mercado: es el valor de compra del coche en el momento del accidente, sin tener en cuenta el estado del coche, sino únicamente su antigüedad. Este valor suele ser un poco superior al venal.

Valor de afección: se trata del resultado de sumar al valor venal entre un 20% y un 30%. Se aplica cuando existen diferencias de entre el 50% y el 100% entre el valor venal y el de reparación.

Relación entre prima, la indemnización y el valor del coche

La decisión sobre contratar un seguro de coche a todo riesgo está en la relación entre el valor del coche y la prima a pagar y la indemnización que recibiremos. Desgraciadamente, los vehículos se deprecian aproximadamente entre un 15 y un 20%.

Si la prima es muy elevada, es muy posible que estés pagando más por el seguro que lo que recibirías en caso de siniestro total. Pongamos de ejemplo la depreciación del coche más vendido es España, el Seat Leon:

  • Valor de nuevo: 14.000€
  • Valor venal a los 6 años: 8.400€
  • Valor venal a los diez años: 2.000€

Nos tendremos que asegurar siempre que la prima es proporcional a la indemnización que recibiremos sobre todo teniendo en cuenta que sube a partir de los 10 años de antigüedad. Las razones sobre las que se apoyan las aseguradora son los datos que aporta la DGT: los vehículos que sufrieron accidentes con víctimas mortales durante el verano pasado tenían una media de 13 años de antigüedad.

¿Qué es lo mejor en cada caso?

Si tienes dudas sobre la contratación de tu seguro de coche, Ponce y Mugar (correduría de seguros Madrid) te asesora sin compromiso. )

Es interesante valorar las diferencias entre contratar el seguro a todo riesgo con franquicia o sin franquicia. Las aseguradoras estipulan un valor determinado de franquicia. Cuando un siniestro se cuantifica, todo lo que quede por debajo de ese valor es responsabilidad de asegurado y tendrá que hacerse cargo.

El primer y segundo año lo ideal es pagar un seguro a todo riesgo sin franquicia, ya que el valor del coche es valor de nuevo y nos compensa.

De 3 años en adelante es interesante estudiar la posibilidad de considerar la franquicia dentro del seguro ya que puede bajar considerablemente la prima. Cada caso es excepcional y hay que saber el historial de conducción, el uso, etc.

A partir de los seis años es interesante estudiar los seguros a terceros siempre teniendo en cuenta el estado del vehículo. Si su desgaste es grande, es la opción más económica. Pasado este tiempo, merece la pena asumir el riesgo de tener que reparar daños propios de nuestro bolsillo que pagar una prima elevada. Es importante recordar que se pueden incluir coberturas para ampliar el seguro a terceros como por ejemplo daños materiales por acontecimientos extraordinarios como robo o hurto.

Si tu coche ya tienes unos cuantos años y quieres saber qué tipo de seguro y coberturas son las imprescindibles para ti, en Ponce y Mugar correduría de seguros Madrid, analizamos el valor venal de tu vehículo y tu seguro actual para hacer que ahorres dinero pero sigas teniendo la protección que necesitas.

Sobre el autor

En el blog de la Correduría de Seguros Ponce y Mugar podrás encontrar las últimas noticias y los mejores consejos sobre seguros.